Anatomía y biología del cartílago

El cartílago es un tejido conectivo denso. Es un tejido que carece de vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas, y con escasa capacidad de regeneración. Está constituido por una abundante malla de colágeno y un número relativamente bajo de células: los condrocitos. Estas células son muy activas y son responsables de la formación, mantenimiento y reparación de la malla de colágeno en la que se encuentran inmersos.


lesion condral y osteocondral
Figura 
1. Estructura del cartílago.

En las articulaciones, el hueso proporciona la rigidez necesaria para la locomoción mientras que el cartílago es el encargado de amortiguar el impacto de los movimientos que acabarían dañando al hueso.

Esa función amortiguadora del cartílago depende de la estructura de la malla de colágeno, que se dispone en distintas capas orientadas en distintos sentidos espaciales. Los condrocitos son los responsables de crear, regenerar y mantener esta ordenación de fibras de colágeno, por lo que, sin condrocitos, la estructura colágena se desintegra.

 

Cartílago hialino
Figura 2.
Cartílago hialino teñido con hematoxilina-eosina. Aumentos x100.