Cómo es el procedimiento

El primer paso del procedimiento consiste en la extracción de una muestra de cartílago, del tamaño de un grano de arroz. Ésta puede realizarse durante una artroscopia o cirugía que se lleva a cabo por otro motivo, o realizando una artroscopia ex profeso para dicho fin.

Esa muestra de cartílago se procesa en un laboratorio especializado en el cultivo de células para fines terapéuticos (Sala Blanca). En España sólo existe una Sala Blanca autorizada para el cultivo de condrocitos para este fin. En sus instalaciones se cultivan los condrocitos (células del cartílago) y se multiplican a lo largo de 4-6 semanas hasta alcanzar una población celular de 20-30 millones de células.

En un segundo tiempo quirúrgico se realiza el implante. Durante la cirugía se depositan los condrocitos (células de cartílago) en una membrana de colágeno, que se amolda al defecto del cartílago existente. Esa membrana se cose al cartílago adyacente cubriendo la lesión.

procedimiento implante cartilago

Tras la cirugía, el paciente debe permanecer en reposo unas semanas, y realizar una carga progresiva sobre la articulación. Los condrocitos implantados irán sustituyendo poco a poco la membrana de colágeno por colágeno autólogo que ellos mismos producen hasta que el tejido cartilaginoso que recubre la lesión sea igual que el cartílago adyacente.

Este proceso de sustitución de la membrana artificial por cartílago autólogo lleva de 8 a 15 meses, por lo que, el beneficio máximo de recuperación funcional se nota pasado ese tiempo, aunque el dolor desaparece antes.

Tras el implante de cartílago,  puede volver a hacer deporte pasados 9-12 meses.