18 enero, 2018

Ana Buceta vuelve al campo después de su Implante de Cartílago

Como ya os adelantamos hace unos días en redes, la jugadora del Unión Deportiva Levante, Ana Buceta, se ha reincorporado al campo de juego tras cuatro años retirada debido a una lesión en su rodilla.

La jugadora, que pasó por diversas intervenciones sin éxito para tratar un esguince de rodilla con complicaciones en el cartílago, se puso en manos del equipo del Dr. Guillén quien le recomendó someterse a un Implante de Condrocitos Autólogos.

Durante toda la fase de tratamiento junto a los doctores Pedro e Isabel Guillén, Buceta resalta la cercanía de ambos y la descripción clara del proceso al que se iba a someter para rehabilitar su rodilla y la seguridad que le transmitieron en cuanto a su recuperación.

La intervención para implantar su cartílago fue un éxito y, después de varios meses de recuperación, por fin, el pasado 7 de enero pudo saltar de nuevo al terreno de juego durante unos minutos.
Han sido unos años duros en los que la deportista se ha enfrentado a intervenciones fallidas con técnicas conservadoras, pero que ha aprovechado también para formarse y sacar su carrera universitaria.

¿Cuáles son los requisitos para someterse a un ICC?

El fútbol, es uno de los deportes que más riesgo tiene para las lesiones de cartílago sobre todo el de rodilla. A menudo, estas lesiones en el cartílago son descubiertas al intervenir para tratar otro tipo de lesiones, como la rotura de ligamento cruzado. En estos casos, el Implante de Cartílago es una técnica viable siempre que se trate de una articulación de carga (rodilla, tobillo y cadera) y siempre y cuando esta lesión sea muy localizada.

Para llevarla a cabo, se necesitan dos intervenciones. La primera, mediante artroscopia, en la que se extraerán los condrocitos de una zona de no carga (tamaño de 3-4 granos de arroz). Las células son cultivadas a lo largo de 4-6 semanas, hasta alcanzar una cantidad de condrocitos de 20 o 30 millones de células (5 millones por cm2) La segunda cirugía, que no suele durar más de 1 hora, se realiza para implantar estos condrocitos en la zona afectada del cartílago.El paciente, tras un implante de condrocitos, solo deberá pasar una noche hospitalizado si todo transcurre normalmente.

¿Cómo es la recuperación?

Ana Buceta Implante de Cartilago

Foto de U.D.Levante http://www.levanteud.com

Tras la cirugía el paciente deberá permanecer en reposo unas semanas y, después, realizará una carga progresiva sobre la articulación intervenida. En un paciente normal (dependiendo de la dimensión de la lesión y la evolución de la misma), se estima que el tiempo de recuperación para volver a practicar deporte está entre 9 y 12 meses. Sin embargo, en un deportista profesional, estos tiempos suelen acortarse dado que la recuperación biológica se realiza al mismo tiempo que la recuperación funcional. Pero como mínimo, un deportista profesional, por norma general, deberá esperar unos 9 meses para reincorporarse tras la intervención quirúrgica.

Es normal que un jugador o deportista profesional, sienta lo que se conoce como “kinesofobia” o miedo patológico a realizar ciertos movimientos y a que estos puedan provocar dolor o que puedan empeorar la lesión previa, es por ello que, en muchas ocasiones, el propio paciente se auto limita ciertas actividades físicas y sociales.

En la recuperación, uno de los factores más importantes es la actitud del paciente. La actitud positiva y un trabajo psicológico fuerte son fundamentales para la recuperación tras un implante de condrocitos. Hay que tener en cuenta que será un periodo bastante duro que necesita del apoyo familiar así como la confianza en uno mismo. En el caso de Ana Buceta, según explica ella misma en diversas entrevistas se ha visto muy respaldada tanto por su familia y amigos como por el club al que pertenece.

¿Todos los profesionales de la medicina deportiva conocen la técnica ICC?

Desafortunadamente, aún hay muchos profesionales de la medicina deportiva, así como traumatólogos que desconocen el tratamiento de Implante de Condrocitos Autólogos así como sus beneficios y resultados. Sin embargo, esta tendencia está cambiando.

En España ya existen traumatólogos tanto en Asturias como en Bilbao que utilizan la técnica de Implante de Condrocitos. Además, Clínica CEMTRO organiza cursos formativos dirigidos a profesionales del sector facilitándoles el acceso a la técnica y entregando material tanto por escrito como en formato de videotécnicas que pueden dar continuidad a su aprendizaje.

Si un traumatólogo quiere realizar un Implante de Condrocitos Autólogos (ICC) puede solicitar que una persona de la Unidad de Cartílago de Clínica CEMTRO (en ocasiones la propia Dra. Guillén) viaje hasta el hospital donde se necesite el implante para asistir al médico en el primer caso y ayudar a lo que sea necesario.

Lamentablemente estas lesiones no se pueden prevenir , pero gracias a nuestra técnica de ICC los deportistas, tras unos meses de recuperación, son capaces de volver a practicar su disciplina a nivel profesional y evitar que sus articulaciones acaben en una artrosis a edad temprana.

Todos los detalles de la recuperación de Ana Buceta puedes encontrarlos en la entrevista que concedió a Marca.com.

Comparte con tus amigos










Enviar
Artículos relacionados

Comentarios