12 febrero, 2019

El implante de Cartílago (ICC), protagonista de la 6º edición del ICRS

El pasado enero se llevó a cabo el 6º Congreso de la Sociedad Internacional de Regeneración de Cartílago y Preservación de la Articulación (ICRS). Este evento contó con la presencia del Dr. Pedro Guillén, Jefe del Servicio de Traumatología de Clínica CEMTRO, la Dra. Isabel Guillén jefa de la Unidad de pie y tobillo, la Dra. Marta Guillén, Jefa de la Unidad de Mano y Miembro Superior, el Dr.Juan Manuel López-Alcorocho y la Dra. Elena Rodríguez directores técnicos de la Unidad de Terapia Celular de Amplicel.

El equipo de investigación de Clínica CEMTRO presentó un estudio titulado “22 años de experiencia en Implante de Condrocitos” que habla de los resultados obtenidos en tres grupos de pacientes distintos con el objetivo de demostrar la eficacia de la técnica del Implante de Condrocitos Autólogos (ICC).

En el Congreso participaron médicos y cirujanos expertos en la regeneración y reparación biológica del cartílago. El tema central del encuentro fue la utilización de medicamentos ortobiológicos en deportistas con lesiones de cartílago.

¿En qué consiste el estudio presentado por Clínica CEMTRO?

Este estudio se realizó en un total de 568 pacientes de edades comprendidas entre los 30 y los 35 años (en una proporción de 75% hombres y 25% mujeres) que presentaban lesiones condrales y osteocondrales de grados de severidad altos (grado III y IV según la clasificación de Outerbridge).

Del total de los pacientes participantes, 152 fueron intervenidos mediante ACI, 174 mediante MACI y 242 mediante ICC de alta densidad.

Cientificos Españoles Estudio Congreso ICRS

Para comprobar la efectividad del tratamiento se tomaron y evaluaron parámetros de seguimiento como la evolución del dolor, mediante la Escala Visual Analógica (VAS), la evolución de la zona inflamada, la capacidad de recuperación del movimiento (flexión y extensión) y la percepción subjetiva de la funcionalidad y de los síntomas mediante la escala IKDC (Internacional Knee Documentation Committee) en patologías de rodilla y la escala AOFAS (American Ortopedic Foot and Ankle Society) para los casos de tobillo.

Las lesiones tratadas fueron localizadas en un 78% en la rodilla, 21.5% en el tobillo y un 0.5% en la cadera. Además, se recogieron biopsias de 10 pacientes aleatorios (1 tratado con ACI, 4 con MACI y 5 con ICC de alta densidad). Las muestras, cortadas en secciones de 4ּ µm de espesor, se insertaron en parafina y se tiñeron con hematoxilina y ácido eosina, uno de los métodos más habituales de tinción utilizado para examen histológico.

Como resultado se observó que la intensidad del dolor era estadísticamente mayor antes del implante que después de la intervención. La movilidad fue recuperada en un 80% de los casos y los periodos de baja no superaron los 6 meses en el 70% de los casos.

En el análisis histológico se observó que las tres técnicas proporcionaban un tejido muy similar al cartílago hialino con un alto número de condrocitos. Sin embargo, en la respuesta clínica, el ICC de alta densidad registró un número algo más elevado de buenos resultados (en torno al 84%).

¿Cuál fue la conclusión del estudio?

La conclusión a la que se llegó mediante la realización de este estudio es que el implante de condrocitos autólogos es una técnica segura y efectiva para tratar lesiones condrales y que, además, provee de buenos resultados clínicos e histológicos a corto, medio y largo plazo.

¿Cómo surge el ICC?

Las primeras intervenciones de implante de cartílago a pacientes se realizaban mediante la implantación de los condrocitos bajo periostio, que se tomaba a vez que se realizaba el implante. Esta técnica se denominaba ACI. Sin embargo, esta técnica primigenia presentaba complicaciones derivadas de la obtención del periostio por lo que, con posterioridad, se desarrolló la técnica conocida como MACI (Matrix Induced Autologus Cultured Chondrocytes). Esta nueva técnica implantaba los condrocitos en una matriz de colágeno lo que simplificaba el proceso y aumentaba las posibilidades de éxito.

Estas técnicas siguieron evolucionando hasta llegar al diseño del procedimiento desarrollado en 2010 por la Unidad de Investigación de Clínica CEMTRO y conocido como ICC (Instant Cemtro-Cell), basada en la utilización del cultivo celular en una membrana a una alta densidad de células por cm².

Comparte con tus amigos










Enviar
Artículos relacionados

Comentarios