10 mayo, 2018

ARTRITIS Y ARTROSIS: ¿Cómo puede ayudarme el ICC?

En ocasiones, en nuestro entorno, se recibe un diagnóstico de artrosis o artritis y no sabemos diferenciar una dolencia de otra ni qué síntomas puede acarrear.

Esto es algo muy normal. Hasta hace algún tiempo, estaba muy bien diferenciado, por etimología, el sentido de ambas palabras: el sufijo -itis indicaba inflamación y -osis indicaba degeneración. Sin embargo, en la actualidad, la diferencia entre ambas se encuentra más diluida.

A continuación, te explicamos cuáles son las diferencias más claras entre ambas y cómo el Implante de Cartílago puede ayudar o no en estas patologías.

¿Cuál es la diferencia entre artrosis y artritis?

ICC Artrosis ArtritisComo hemos mencionado antes, hace algún tiempo que la diferencia la marcaban los sufijos de cada palabra, mientras que -itis nos indicaba inflamación -osis dejaba claro que se trataba de una degeneración.

En la práctica, esta diferencia no queda tan clara ya que, en ciertos tipos de “artrosis”, sobre todo las que se presentaban en las pequeñas articulaciones de las manos, también puede aparecer un grado de inflamación en la articulación que se comporta como una “artritis”.

La artritis suele presentar los típicos signos de inflamación (dolor, calor, rubor y tumor) y puede impedir el movimiento articular de manera transitoria, pero, cuando la inflamación desaparece (aunque aparezca deformidad) el paciente es capaz de recuperar el movimiento completo.

Sin embargo, en la artrosis no se dan procesos inflamatorios tan manifiestos, pero hay una degeneración difusa del cartílago articular; y la articulación presenta dolor y va deformándose, alterándose la movilidad. En ocasiones, la articulación presenta un funcionamiento extraño debido al intento de compensar la deformidad. Por ejemplo, esto suele verse con claridad en los pulgares, donde el dedo realiza una hiperextensión para compensar que la deformidad en la palma le disminuye el movimiento.

Muchos casos de artritis, procesos inflamatorios agudos, van produciendo secundariamente, a base de repetirse, una degeneración y deformidad articular (artrosis).

¿Por qué se producen estos síntomas?

Las manifestaciones visibles ante un caso de artritis (inflamación, dificultad de movimiento,…) se corresponden, en su mayoría, a fenómenos biológicos macro y microscópicos: cuando una zona se inflama existe un aumento de la vascularización. Esto implica una mayor llegada de sangre (de ahí el enrojecimiento y el calor). Además, esto provoca una mayor permeabilidad vascular, lo que significa que se trasvasa líquido de la sangre a otros tejidos aumentando el volumen de líquido en esa área y dando lugar a la tumoración.

Todo este proceso de inflamación no queda ahí, sino que, además, son liberadas moléculas mediadoras como las citokinas, interleuquinas, prostaglandinas… que activan, inactivan y modulan el funcionamiento de las células circundantes dando a lugar, por ejemplo, a que aumente la sensibilidad de las terminaciones nerviosas, es decir, que sintamos dolor.

En los casos de artrosis (donde algunos síntomas pueden ser dolor, deformidad, falta de movilidad…), a nivel microscópico se producen muchos de estos procesos inflamatorios sin que lleguen a manifestarse los signos visibles de la inflamación. Sin embargo, la articulación duele, reflejando el daño subyacente, y va deformándose.

¿Cómo puede ayudarme el ICC a prevenir la artrosis y la artritis?

Si bien es cierto que la técnica de implante de cartílago (ICC) no puede hacer frente a la curación de estas dos dolencias, sí que es cierto que puede ayudar a prevenir el proceso degenerativo de la artrosis en algunos casos muy concretos. Esto es así porque, gracias a la técnica ICC se reparan lesiones circunscritas de cartílago de las grandes articulaciones de carga (tobillo, rodilla y cadera). Si estas lesiones no se trataran podrían evolucionar a una degeneración total del cartílago, es decir, una artrosis.

Es, por tanto, importante, detectar y tratar las lesiones de cartílago cuando aún son focalizadas para poder regenerarlas a través de un implante de condrocitos autólogos y evitar o por lo menos retrasar su progresión hacia la artrosis.

Comparte con tus amigos










Enviar

Quizas tambien te interese

Comentarios