26 febrero, 2016

DEPORTES DE INVIERNO Y LAS ARTICULACIONES DE CARGA

Inmersos en plena temporada de escapadas a la montaña para practicar nuestros hobbies de invierno nos pueden venir a la cabeza algunas dudas como; ¿Qué riesgo corremos de lesionarnos y de qué manera se puede evitar? ¿Cuándo y cómo preparar nuestro cuerpo antes y después de las sesiones de esquí? ¿Por qué motivos podemos acabar teniendo lesiones en nuestras articulaciones de carga si esquiamos? A continuación intentaremos aclarar los principales riesgos y recomendaciones para proteger y cuidar al máximo nuestras articulaciones y evitar posibles lesiones de cartílago.

Las principales lesiones de articulaciones de carga en esquiadores y snowboarders son:

  • Rodilla: Lesiones del ligamento cruzado anterior y del ligamento lateral interno, producidas al sufrir un giro forzado en la rodilla con el pie fijo en el suelo (anclado por el esquí), o por algún traumatismo en una caída. Las lesiones de los ligamentos pueden acompañarse de lesiones de cartílago o menisco.
  • Tobillo: Lesiones de partes blandas (Esguinces) y lesiones esqueléticas (fracturas maleolares).

Cada vez que nos vamos a la nieve y nos dejamos caer por sus pistas, debemos saber que hay que tomar una serie de precauciones previas, durante y después de nuestras sesiones de esquí.

Los primeros días es recomendable evitar que nuestras sesiones sean excesivamente largas, descansando cada cierto tiempo, para no cargar nuestro cuerpo demasiado. Hay que tener  en cuenta que vamos a estar ayudándonos de musculatura  que no acostumbramos en nuestro día a día, por ello, el descanso de los músculos y articulaciones de carga durante y al acabar cada sesión es fundamental para evitar futuras lesiones.

 

«el descanso de los músculos y articulaciones de carga, durante y al acabar cada sesión, es fundamental para evitar lesiones»

 

Es fundamental preparar nuestro cuerpo con una serie de ejercicios de calentamiento y estiramientos, para evitar que nuestras articulaciones estén más frías que la propia nieve. Esto nos será muy útil, sobre todo, si ya arrastramos alguna lesión articular anterior.lesiones deporte invierno cartilago

Algunos de los principales motivos de caer lesionados mientras practicamos deportes de nieve son:

  • Falta de preparación física y de musculatura: Fortalecer la musculatura es una de las mejores formas de prevenir cualquier lesión articular en los deportes, ganando resistencia frente a lesiones.
  • Cansancio acumulado: nos hace perder reflejos, y disminuir nuestra atención.
  • El estado de la pista y la nieve: juegan un papel clave ya que, aun habiendo tomado todas las precauciones posibles siempre existen ciertos factores externos que no podemos controlar.
  • Reaparición de antiguas lesiones: es posible que al forzar durante el ejercicio notemos molestias, incluso recaigamos, en articulaciones o músculos que ya nos habíamos dañado anteriormente.

Al terminar cada sesión de esquí o snowboard realizaremos unos ejercicios de estiramiento suaves en la propia pista (10 minutos aproximadamente). Con ello conseguiremos un relajamiento de los músculos y articulaciones, facilitando un mejor descanso y previniendo lesiones.

Si bien es cierto que desde que nos ponemos las botas, ofrecemos una mayor protección a nuestro tobillo y pié frente a posibles traumatismos articulares o torceduras, pero estamos aumentamos de la misma forma el riesgo de lesión en las rodillas, ya que a la hora del golpe, la fuerza del impacto se va a trasladar del tobillo a esta articulación. Una sencilla forma de reforzar esta articulación es usando rodilleras terapéuticas.

Nos gustaría poder aseguraros que no ganéis unas cuantas agujetas si seguís los pasos que aconsejamos, pero ni la mejor preparación física nos podrá librar de algún dolor muscular al día siguiente.

El mejor remedio que os recomendamos para evitarlas es atarse las botas y animarse a salir a la pista desde por la mañana.

Comparte con tus amigos










Enviar
Artículos relacionados

Comentarios